SOBREPESO. ¿COMPRENSIÓN O CRÍTICA?

sobrepeso

Mari Carmen Piñero

jueves 1 octubre 2020

“Cuando veamos a alguien con sobrepeso, o cualquier otra situación que nos desagrade, quizás, lo primero que deberíamos hacer es caminar con sus zapatos, solo entonces comprenderíamos como se sienten”.

SOBREPESO ¿COMPRENSIÓN O CRÍTICA?

En primer lugar, apreciados/as lectores/as, deseo una pronta curación a las personas que en estos momentos se encuentran enfermas. Una mención muy especial a las que se marcharon en el peor momento de la pandemia y ni siquiera pudimos despedirnos de ellas, en mi caso, de mi madre.

Debemos empezar a prestar atención a las muchas causas que han quedado paralizadas. Por esa razón, debo retomar esta reflexión que tenía aparcada, El SOBREPESO. Un grave problema de salud pública al que se tienen que enfrentar muchos de los países desarrollados. En gran parte, debido a la globalización y al modelo económico que mantenemos, totalmente inviable e injusto, MUCHO PARA UNOS POCOS Y POCO PARA UNOS MUCHOS.

El sobrepeso está vinculado a innumerables factores como: genética, interacción social, situación económica, lugar de nacimiento, costumbres. Una larga sucesión de etcéteras que inciden decisivamente en nosotros y no son percibidos como una causa determinante de nuestros actos o nuestra salud, sino como un sentimiento de CULPABILIDAD cuando no logramos cumplir los objetivos propuestos. Os pondré unos ejemplos de lo condicionados que estamos para tomar decisiones.

La comida está presente casi en todos los ámbitos y situaciones, medios de comunicación, publicidad, en las calles y, además, por si fuera poco, todo está repleto de lugares con tapas. España es un país ligado a sus bares. Somos muy sociables y nos encanta disfrutar de unas cañitas con amigos o familia, esto es muy complicado para las personas con sobrepeso.

Nos sentimos desconcertados porque no sabemos qué alimentos comprar y cómo consumirlos o cocinarlos de forma saludable. Para complicarlo más, las empresas alimentarias irrumpen en nuestras vidas con una fuerza terrible. Etiquetando sus productos de manera atractiva e irresistible, pero con una ingente cantidad de aditivos que aún no sabemos qué efectos tendrán en nuestra salud a largo plazo. Es un problema que directamente está relacionado con el sobrepeso. Sin olvidar también que algunas corporaciones de la moda tienen una influencia muy negativa en nosotros, nos venden un modelo de personas irreales.

Cuando en un restaurante vemos a una persona con sobrepeso, a veces, escuchamos comentarios muy desafortunados ¿Cómo no va a estar así con lo que come? ¡Que poca fuerza de voluntad! ¡Podría hacer dieta y cumplirla, pero claro, es más fácil y cómodo dejarse llevar, porque hacer dieta es muy duro!

¿Qué sucede si tampoco se tiene fuerza de voluntad? Esta también está regida por algunas circunstancias que he mencionado en los párrafos anteriores. Con lo cual, tampoco hay un sentimiento de comprensión y también se les culpa por no tenerla. 

“Cuando veamos a alguien con sobrepeso, o cualquier otra situación que nos desagrade, quizás, lo primero que deberíamos hacer es caminar con sus zapatos, solo entonces comprenderíamos como se sienten”. Es algo que conozco muy bien porque he convivido durante muchos años con personas que tenían este problema. Toda su vida han estado luchando con él sin llegar a conseguirlo de forma duradera. Engordar, adelgazar, así una y otra vez. Toda una vida con ese sufrimiento… Cuando comían de más, ni siquiera podían libremente disfrutar de ese placer efímero, el fantasma de la culpabilidad siempre estaba ahí. Se sentían incapaces a largo plazo de lograr los objetivos propuestos, perdiendo la confianza en sí mismas. Nunca las vi culpables, eran víctimas de sus circunstancias y, posiblemente, de lo que he enumerado anteriormente. 

Cada persona debería tener la alegría de sentirse bien consigo misma, sea cual sea su personalidad y su constitución. Lo que nuestro estómago, corazón, tiroides… hagan, está fuera de nuestro control y, además, influyen en nuestros hábitos. Entonces… ¿qué podemos hacer? Lo ideal sería consultar con un especialista para que nos ayude a salir de esta situación y poder encontrar el equilibrio entre salud, bienestar y alegría de vivir. A partir de ahí, todo cambiará, el comprender lo que nos sucede nos dará fuerzas para modificar algunos hábitos. TE ANÍMO A QUERERTE. 

Como veis, hay muchas situaciones que no controlamos y que hacen que tengamos comportamientos nada beneficiosos para nuestra salud. Vuelvo a decir una y otra vez en todos mis artículos que escribo, no somos culpables de muchas decisiones que tomamos.

¡Hay que parar y reflexionar¡ ¿No desearían estar con un peso adecuado? ¿Ellas quieren estar así? ¿Desearían comer sin culpabilidad? ¿Cómo se sienten? ¿Acaso decidimos si hoy estaremos contentos, tristes, cabreados o estresados? ¿Estamos haciendo lo correcto cuando censuramos a otras personas? si realmente no podemos controlar muchas acciones ¿Cuál es el camino para avanzar?

A través de LA CIENCIA y LA EDUCACIÓN, ellas nos enseñarán a conocer y entender todo aquello que ignoramos. Ayudándonos a comprender que formamos parte del universo, con unas leyes que no terminamos de entender y que también nos rigen a nosotros. Estamos conectados y formamos parte de un todo, sencillamente, todos vamos en el mismo barco… 

La bondad, la generosidad y la esperanza, habitan en todos los corazones, aunque a veces no sepamos como utilizarlas. El ser humano, a pesar de su imperfección, es capaz de superarse a si mismo. 

Os deseo mucha salud, armonía, felicidad, alegría y… algún capricho que sea inmensamente reconfortante.

 Este artículo te lo dedico a tí “mamá”, por todo lo bueno que nos has inculcado. Con esa visión de solidaridad, comprensión y bondad hacia los demás. Llevando luz a los que más la necesitaban. 

Siempre estarás en nuestros corazones.

 TE QUIERO. 

Quizás te interese leer…

CON OTRA MIRADA ¿QUEDA MUCHO?

CON OTRA MIRADA ¿QUEDA MUCHO?

“Los pequeños cambios terminan haciendo grandes cosas”           Te hablaré de lo importante que es observar con otra mirada situaciones complicadas. Es verdad que fácil no es, pero se puede...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.