COMUNICACIÓN. Un valioso recurso.

Mari Carmen Piñero

domingo 31 enero 2021

Transmitir con sinceridad nuestros sentimientos es la forma más poderosa que existe para llegar a los demás.

Apreciados/as lectores/as, haré una reflexión de varias situaciones en las que la comunicación es un factor clave y las consecuencias que conlleva para nuestras vidas, dependiendo de su utilización.

En los albores de la vida, las células ya se comunicaban. Sin comunicación no hubiésemos sobrevivido. Está presente en todos los ámbitos de nuestra existencia, con la familia, amigos, compañeros de trabajo, medios de comunicación, marketing, oradores, profesores, etc. Hay muchos factores que intervienen a la hora de comunicar.

El emisor y el receptor tienen que estar en sintonía para que el mensaje sea entendido. Un orador, si quiere que su intervención tenga éxito, deberá prepararse muy bien lo que va a contar y cómo, qué público le escuchará, el tiempo que dispone para que su mensaje sea comprendido… Aquí hay mucho trabajo por hacer. “Cuantas disputas, guerras, enfrentamientos, malos entendidos… por una mala comunicación”. 

En la actualidad, es conocida la preparación que algunas empresas, corporaciones, medios… tienen para lograr sus objetivos, haciendo uso de los conocimientos existentes sobre comportamientos y comunicación, empleando técnicas adaptadas a cada situación para suscitar interés. Saben lo decisivo que es comunicar adecuadamente. Como todo en la vida, a veces se hace un mal uso de estas técnicas. 

Antonio Damasio, prestigioso Neurocientífico, en su libro “El extraño orden de las cosas” nos ayuda a entender muchos comportamientos humanos, manifestando que, “durante las últimas cuatro o cinco décadas, el público general de las sociedades más avanzadas ha aceptado con poca o ninguna resistencia un tratamiento cada vez más deformado de las noticias y los asuntos públicos”.

Si ya se conoce como nos comportamos a la hora de consumir, y también se sabe cómo nos comportaremos ante situaciones graves como la pandemia ya que nuestro cerebro no capta grandes cifras (en este caso de afectados), entonces… ¿por qué no se cambia la forma de comunicar las cosas para que surja un efecto de responsabilidad en las personas y así poder actuar de manera global ante la grave situación que estamos viviendo?

¿Por qué se recurre al miedo cuando se sabe que es devastador y con graves consecuencias para nuestra salud y para la capacidad de discernir? ¿En algunas situaciones interesa comunicar adecuadamente? o… ¿Es más lucrativo el miedo para controlar a las masas?

También sufrimos el hartazgo de muchas noticias repetitivas, y como casi todos emplean técnicas tan parecidas finalmente terminan aburriendo, quizás porque el cerebro realiza mentalmente y sin apreciarlo nosotros, estrategias para detectar que nos están manipulando (esto suele ser más lento, porque nuestra mente tiene que desarrollar patrones y algoritmos para que finalmente decida y comprenda muchas actuaciones). 

Los humoristas son de gran ayuda, con frecuencia utilizan comportamientos repetitivos o exagerados de personas famosas para imitarlos y hacernos reír, contribuyendo de manera muy valiosa a despertar nuestro lado crítico, favoreciendo la capacidad de observación.

Finalmente, imaginemos en un auditorio a un conferenciante que brilla con luz propia, como si de un faro se tratara para que el espectador no se pierda, porque él es el vehículo utilizado por la fuerza de su corazón, y su cuerpo baila una danza que atrapa al espectador. De alguna manera esta iluminada honestidad es percibida inmediatamente por las personas, porque, afortunadamente, hay gestos, expresiones y vibraciones que son muy difíciles de imitar. Transmitir con sinceridad nuestros sentimientos es la forma más poderosa que existe para llegar a los demás.

Es esperanzador saber que las cosas buenas también triunfan, siempre hay personas muy lúcidas que tiran del carro para ayudar a los demás a seguirlas y, a veces, ni siquiera recurren a las técnicas de comunicación, no las necesitan, ellas son la diferencia. 

Estoy convencida de que se impondrá la sensatez y se utilizarán todos los conocimientos existentes para mejorar la vida de las personas, dándoles la debida importancia a los comportamientos humanos y sus causas. Es la asignatura pendiente que terminará imponiéndose en todos los lugares del planeta. La fuerza de la comunicación en internet es inmensamente poderosa y ella también contribuye a llevar solidaridad, comprensión y paz. 

Os deseo mucha salud, alegría, entendimiento y buena comunicación.

Quizás te interese leer…

CON OTRA MIRADA ¿QUEDA MUCHO?

CON OTRA MIRADA ¿QUEDA MUCHO?

“Los pequeños cambios terminan haciendo grandes cosas”           Te hablaré de lo importante que es observar con otra mirada situaciones complicadas. Es verdad que fácil no es, pero se puede...

leer más

2 Comentarios

  1. Julio Ramon Martinez

    Hola Mari Carmen,
    Desde tu blog te doy la enhorabuena por el mismo.
    La comunicación…., efectivamente ha sido el combustible principal para que el ser humano evolucione, no solo.el ser humano, creo que todo ser viviente.
    Me ha gustado mucho tu artículo, descriptivo y muy didáctico para todos los que queremos recibir tu comunicación. Se debería meditar mucho sobre esto y se debería legislar mucho más la mal intencionada comunicación.
    Enhorabuena Mari Carmen muy trabajado tu artículo.
    Un saludo.

    Responder
    • Mari Carmen Piñero

      Muchas graciassssssss por tu comentario Julio. Eres muy buena gente.
      Un besico.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.