EL TIEMPO – ¿Somos conscientes de su valor?

el-tiempo

Mari Carmen Piñero

miércoles 2 septiembre 2020

El tiempo es la moneda de tu vida. Ten cuidado para no dejar que otras personas paguen por ti. “Carl Sandburg”

                 En esta nueva cita, apreciadas/os lectoras y lectores, os hablaré del valor del tiempo.  ¿Realmente somos conscientes de nuestro tiempo? ¿Lo utilizamos adecuadamente? Os pondré algunos ejemplos que nos servirán para reflexionar sobre nuestros avances y retrocesos, ambos necesarios para la evolución de nuestra especie.                Empezaré agradeciendo a las incontables personas de todo el planeta que han dedicado su vida a regalarnos prosperidad, bienestar y, posiblemente, en numerosas ocasiones no eran conscientes de lo que su dedicación iba a suponer a las siguientes generaciones. Mencionaré algunas como brevisimo ejemplo: los Premios Nobel Marie Curie, Ramón y Cajal o Albert Einstein. Cristobal Colón o Jeanne Baret, botánica. Nelson Mandela, Rigoberta Menchú o La Madre Teresa de Calcuta. Hay algo en ellos que no les ha permitido parar en su empeño. El resto, sencillamente vivían y vivimos centrados en nuestras preocupaciones.

                Me pregunto, si las personas que hicieron posible esos avances, hubiesen sido  conscientes de que su vida la estaban dedicando a ello, dejando a un lado familia, amigos y, sabiendo que el tiempo era algo que no se podía comprar ¿¿¿hubiesen hecho lo mismo??? Ahí dejo la pregunta. Para la gran mayoría, no hay espacio para la reflexión, nuestro cerebro ya se encarga de que vayamos con el automático puesto y esto a veces supone un retroceso.

                ¿Por qué ocurre esto? Posiblemente sea un mecanismo de defensa de nuestro cerebro para sobrevivir y evolucionar. Si realmente tomáramos conciencia de lo importante que es el tiempo y, que esa es nuestra posesión mas valiosa, efímera y vulnerable, quizás la humanidad hubiera dejado de existir. El miedo a que nos ocurriese algo nos paralizaría y no habría progreso, ni descubrimiento de nuevos horizontes.

                En otra ocasión he comentado a Howard Gardner (Estados Unidos, 1943) Psicólogo y Pedagogo, profesor de la Universidad de Harvard, mundialmente conocido por su revolucionaria teoría de “las inteligencias múltiples”. Define 8: lingüistica, lógica matematica, espacial, musical, corporal y cinestésica, intrapersonal, interpersonal y naturista. Esta teoría nos puede ayudar a comprender el avance de la humanidad en todas sus perspectivas. Ya que, según su tipo de inteligencia, las personas más avanzadas han dedicado su tiempo a la capacidad que más desarrollada tenían. Esto lo sabe muy bien el Capitalismo y lo ha utilizado en su beneficio.

                A diario, gastamos nuestro tiempo en conocer la actualidad, ignorando que en numerosas ocasiones algunos medios, no todos, afortunadamente, nos ofrecen información falsa o tendenciosa. Pero, lo mas preocupante, son los actos de violencia gratuita que visualizamos. Constantemente son introducidos en nuestras vidas como si fuese una forma natural de nuestra existencia. Haciéndonos creer que el ser humano es perverso y violento por naturaleza, creando en nosotros un sentimiento de tristeza, miedo y desesperanza.

                Ante todas las noticias negativas que diariamente conocemos, son infinitamente pequeñas en comparación con los millones y millones de personas anónimas que en algún punto del planeta, o en nuestro entorno más cercano, dedican su tiempo a dar esperanza y mejorar la vida de los demásLa mayoría de las veces sin percatarse de ello.

                Os imagináis que los Informativos abriesen y cerrasen solo con noticias esperanzadoras y, que solo una pequeña parte contasen las negativas… ¿por qué no? ¡¡¡es un sueño!!! aunque, los sueños, si los perseguimos se cumplen. Ese sería un primer paso para crear una humanidad consciente de su tiempo, sus progresos y su capacidad para lleva a cabo hazañas increíbles.

                Comentaré brevemente un documental llamado “Ladrones del tiempo” de Polar Star Films, Yuzu Productions. En él se hace referencia a la dominación que tiene sobre nosotros el capitalismo y el reloj. Para ellos, nuestro tiempo es dinero. Estamos explotados y controlados por las máquinas. La publicidad nos dirige hacia una vida dinámica y frenética que nos anula como personas. Para descansar necesitamos correr y, cuando se supone que disponemos de tiempo para el descanso, lo invertimos en la tecnología para evadirnos del acoso que sufrimos.

                Estamos ante una nueva pandemia que nos roba el tiempo “la obesidad digital” de la que habla Gerd Leonhard (1961), en su interesante libro TECNOLOGÍA VERSUS HUMANIDAD.

                No somos conscientes del tiempo que nos están robando pero, si podemos serlo con entrenamiento. Actualmente tienen muchos adeptos la meditación, yoga, Mindfulness… Todas ellas tiene muchos seguidores, promoviendo ser conscientes de nuestro tiempo “aquí y ahora”. Desarrollando el autoconocimiento y el bienestar. Un tiempo, que dedicado adecuadamente, nos hará sentirnos mejor. Esto no es nuevo para la ciencia, ya viene trabajando en ello por los beneficios psíquicos y físicos que reporta. Pero, no a todos les agrada este tipo de actividades. Volvemos a toparnos con la riqueza de la diversidad y, eso es imprescindible para nuestra supervivencia, aunque a veces no lleguemos a entenderla. Forma parte de nuestro equilibrio natural.

                En algunas ocasiones, convivimos o nos cruzamos con alguien que no merece nuestro tiempo. Solemos oír con frecuencia que no hay que malgastarlo con quien no lo sabe valorar. Es un error, porque, precisamente, la felicidad se encuentra en la generosidad, aun sin ser correspondidos. Siempre hay que sembrar aunque la persona no sea receptiva, quizás en otro momento esa semilla germine. Cuando nos encontremos en este punto, debemos tomar distancia sin rencor y con serenidad para no perder nuestra dignidad, aceptando con humildad que hemos hecho lo correcto. Hay semillas en algunos desiertos que están mas de 80 años esperando solo unas gotas de agua para florecer. Mi abuela, que era una persona con una gran sensibilidad, regalaba su tiempo y no dejaba de sembrar de forma desinteresada. Siempre nos decía “ haz bien y no mires a quien”.

                Para aliviar tanta incertidumbre e inquietud necesitamos encontrar sentido a nuestro tiempo y a nuestra vida. Estamos preparados para desarrollar una convivencia pacífica. Aunque hay comportamientos muy destructivos, es inmensamente mayor la fuerza de la compasión, humildad, esperanza y bondad (quiero que se entienda no como una forma empalagosa, sino como una corriente imparable de prosperidad y bienestar) Todo ello traerá alegría a nuestras vidas y un avance sin precedentes y.

                El mayor acto de generosidad se produce cuando regalamos nuestro tiempo a mejorar la vida de otras personas.

                Os deseo que tengáis mucho tiempo, alegría y sueños.

M.ª Carmen Piñero López.

Educadora Social.

Quizás te interese leer…

CON OTRA MIRADA ¿QUEDA MUCHO?

CON OTRA MIRADA ¿QUEDA MUCHO?

“Los pequeños cambios terminan haciendo grandes cosas”           Te hablaré de lo importante que es observar con otra mirada situaciones complicadas. Es verdad que fácil no es, pero se puede...

leer más

2 Comentarios

  1. Milagros Armero

    Que educativos y a la vez emotivos son tus textos Maricarnen. Ya he leído varios y todos tienen ese sello.
    Saludos desde Chile

    Responder
    • Mari Carmen Piñero

      Muchas gracias Milagros por tus cálidas palabras.
      Te deseo todo lo mejor.
      Un besico

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.